Dietas y Rebajar Sin Hambre

Es muy popular y equivocada la idea que para bajar de peso y hacer dieta hay que pasar hambre. La simple palabra "dieta" puede ocasionarnos terror y hambre simultáneamente. Sin embargo, ésto es extremadamente falso!

El concepto "dieta" es relacionado siempre con abandonar ciertos alimentos, comer cosas aburridas y abandonar cualquier antojo o gusto por comida chatarra para siempre.

Pero una alimentación balanceada y con porciones controladas podría ser todo lo que necesitas para mejorar tu dieta y ver cambios PERMANENTES en tu físico. Es ahí donde yace la problemática de las dietas: no funcionan porque es imposible mantenerlas toda una vida.

Lo ideal para realmente ver resultados y MANTENERLOS (lo más difícil) es hacer cambios en la manera de alimentarte que puedas mantener siempre. Por eso debemos enfocarnos en cambios permanentes a nuestro "estilo de vida" en vez de concentrar esfuerzos en dietas restrictivas. 

Es MUY NORMAL volver a subir algunas libras al remover restricciones de tu dieta o eliminarla por completo. Libras y pulgadas perdidas con dieta y hambre volverán como boomerang, eso es casi una garantía, pero no lo tiene que ser en tu caso porque #TEAMSUPREX está aquí, y nuestra especialidad es apoyarte.

El efecto rebote en personas que dejan sus dietas o se desvían levemente es muy común, aquí algunos consejos y recomendaciones simples para el comienzo de un cambio permanente a tu estilo de vida y/o alimentación:

  • Lleva un diario e inventario de lo que comes. Esto debe ser de las primeras cosas a hacer. Sé honesto/a.
  • Haz una lista de las cosas que NO estás dispuesto/a a dejar de comer.
  • Ser REALISTA sobre los alimentos que son problemáticos al momento de perder peso (dulces, harinas, grasas, comida chatarra) porque estos PUEDEN ESTANCARTE en tus metas de bienestar.
  • Planifica arreglos o compromisos con tus gustos: no TODO lo que te encanta podrá tener un lugar permanente y protagónico en tu dieta.
  • Busca online variedad de alimentos y recetas llenas de sabor que puedas utilizar para sustituir esas comidas reconfortantes que te gustan, altas en azúcares y grasa; así tendrás una alternativa lista cuando te dé el antojo y correrás menos riesgo de "pecar".
  • ELIMINA de tu lista de compras esos alimentos que son extremadamente dañinos a tu bienestar y atrasan tus metas. Aunque puedas darte un "gustito" una vez cada dos semanas, NUNCA ES BUENA IDEA tener la tentación accesible en tu cocina.
  • Aumenta al doble (si, el doble) la ingesta de vegetales y frutas. Éstos (los vegetales en especial) son un truco muy eficiente para llegar a tus metas de peso y mantenerlas porque llenan muchísimo, aceleran el metabolismo y ayudan a regular el sistema digestivo por su alto contenido en fibra. Te sentirás más llenx por más tiempo e irás al baño más regularmente.
  • Poco a poco, reduce porciones hasta llegar a un balance estable y fácil de llevar entre la cantidad correcta de alimentos que tu cuerpo necesita y lo que hace sentir satisfechx.
  •  Haz el cambio de carbohidratos simples a complejos.

 

Finalmente, no olvides que ser humano es cosa normal, y los humanos cometemos errores. Puede que falles en una que otra ocasión, pero aprende a tenerte paciencia y perdonar esas metidas de pata. Cómo todo en la vida, es necesario esperar con calma pues los resultados permanentes y la perdida de peso toman algo de tiempo. Haz ésto y no olvidarás enfocarte.

 

Y así, rebaja sin hambre y sin estrés con Suprex.